La Consejería de Educación del Gobierno canario informa sobre la política de becas para el próximo curso
26 agosto, 2014
El tranvía se suma a la campaña de abonos del Club Deportivo Tenerife
28 agosto, 2014
Mostrar todo

Naviera Armas localiza dos náufragos entre Gran Canaria y Fuerteventura

La tripulación del ferry Volcán de Timanfaya de Naviera Armas rescata a dos tripulantes de un barco pesquero semihundido en aguas entre Fuerteventura y Gran Canaria.

El ferry “Volcán de Timanfaya” de la Naviera Armas rescató ayer por la mañana a los dos tripulantes, Rayco García y Jonathan Fernández, sanos y salvos, del pesquero “El Calafu”, que estaba semihundido con la quilla al sol a 20 millas al sureste de La Isleta, 42 kilómetros de Fuerteventura, donde se hallaban tras naufragar el barco en el que pescaban.

“Cuando volcó el barco pasamos miedo. Pero después, cuando logramos sacar la balsa, aunque la noche se hace larga, estaba seguro que nos iban a rescatar tarde o temprano”, comenta García, uno de los más importantes submarinistas internacionales a pulmón. Ayer sufrió uno de los mayores sustos de su vida junto a su compañero Jonathan Fernández, porque el pesquero de 8,5 metros en el que se encontraba cogiendo potas a la altura de Melenera, Telde, se dio la vuelta por un golpe de mar y tuvieron que pasar cerca de siete horas en la embarcación auxiliar.

3 Foto_1

Los náufragos fueron recogidos por el Volcán de Timanfaya, tras nadar cerca de 200 metros, y casi una hora de laborioso rescate, complicado por las olas y el viento. “Despacio, yo te espero”, le decía Rayco a su compañero.

Sobre las dos de la madrugada, cuando estaban ya de regreso a tierra después estar pescando potas a unas ocho millas de Melenara, una ola hizo volcar su barco. El Calafu se quedó con la quilla boca arriba y semihundido. “En ese momento sí pasas miedo”, recordaba ayer Rayco García. Pese a la angustiosa situación, lograron sacar la barca salvavidas, y amarrarse al pesquero, para evitar quedar a la deriva, lo que hubiese complicado mucho su rescate. Era ya de madrugada, por lo que no pudieron encender en ese momento la radioabaliza para pedir ayuda y fijar su posición exacta. Los náufragos permanecieron en el interior resguardados de la bajada de las temperaturas de la noche. “Pasas frío, pero logramos cerrarlo bien. Y dentro teníamos comida para seis personas”, dicen. Horas después pudo activar la radiobaliza que fue recibida por la estación de Maspalomas.
El rescate suscitó especial interés en las redes sociales, elevando hasta 83 las menciones en el día del acontecimiento, de la compáñía naviera que procedió al rescate de los jóvenes.

1 Gráfica_102 Gráfica_7